Cómo evitar enfermedades antes de la boda

¿Acudir a tu día especial y preocuparse de que contraigas alguna enfermedad desagradable y te encuentre lloriqueando por todas las razones equivocadas en tu boda? No temas, así es como evitarás las enfermedades antes de tu boda.

Presta atención a tu alimentación

A riesgo de sonar como el Capitán Obvio, presta especial atención a lo que se está metiendo en la boca! Si estás comiendo terriblemente y lo sabes, aquí es donde debes comenzar si estás preocupado por enfermar o por sentirte mal en tu día especial.

Mejorar tu alimentación te dará más energía para combatir otras tensiones que vienen con la planificación de la boda y que pueden tener efectos negativos en su cuerpo.

Bebe agua

Como se mencionó anteriormente, esta es una solución rápida muy obvia, pero la mayoría de la gente no le presta atención. Si quieres una piel fresca e hidratada el día de tu boda, ¡bebe agua! Además, si te encuentras sintiéndote decaído o débil en el período previo a tu boda, el agua te ayudará a eliminar lo que sea que te enferme y te hará volver a la lucha antes de que sea demasiado tarde.

 

 

Dormir lo suficiente

Aunque entiendo que Netflix prácticamente exige que te mantengas despierto hasta altas horas de la madrugada viendo series de televisión sin sentido, dormir lo suficiente por la noche te ayudará a combatir cualquier enfermedad que pueda caer en tu camino en el camino hacia tu boda. Si sucede recoger algo desagradable en las semanas o días antes de tu boda, tu mejor apuesta para superarlo es permitirse descansar.

Sin embargo, dormir lo suficiente puede ser difícil cuando se sucumbe al estrés asociado con la planificación de una boda.

Controla tu estrés

No es de extrañar que la emoción de planear una boda venga acompañada de un alto riesgo de estrés. Sería beneficioso para usted adoptar técnicas para aliviar el estrés, como la meditación y el yoga, para asegurarse de que no se ponga nervioso y termine estresando a su cuerpo hasta el punto de enfermarlo.

Además, el estrés puede ser severo en sus rasgos, e incluso puede terminar con ojeras debajo de los ojos en el período previo a su boda - ¡que nadie quiere!

Ejercicio

Mientras que no tiene que volverte loco con el ejercicio, el ejercicio beneficia a nuestros cuerpos en más de una forma. Mientras que la razón obvia podría ser perder unos cuantos kilos, el ejercicio te hará sentir mejor y te permitirá lidiar mejor con el estrés de la planificación de tu boda.

Sin embargo, también se trata de una espada de filo doblado. No exageres con el ejercicio si no es lo que hace normalmente, ya que esto puede resultar en atropellarlo y permitirle contraer enfermedades desagradables antes de su gran día.

No cambies drásticamente tu estilo de vida

Como se mencionó anteriormente, es contraproducente alterar repentinamente tu estilo de vida en gran medida antes de su boda. Tal vez si todavía estás unos meses fuera, evitarás cualquier implicación negativa, pero es una buena idea apegarse a tu estilo de vida normal para evitar que tu cuerpo se vea sometido a estrés y, en última instancia, permitir que la enfermedad se establezca.

Evita a las personas enfermas

La mejor manera de evitar la enfermedad antes de la boda es evitar a las personas enfermas por completo. Si sabes que alguien está en cama con una gripe muy fea, tal vez posponga tu visita hasta después de que  digas "sí, quiero". Además, evita las enfermedades de extraños simplemente lavándose bien las manos después de estar en lugares públicos, y nunca te frotes o toques los ojos, ya que así es como la gente contrae los resfriados y la gripe. Confía, no querrás estar lloriqueando por todas las razones equivocadas el día de tu boda.

¿Quieres un Baile Nupcial o Flashmob en tu boda?